domingo, 23 de febrero de 2014

Diecisieteava tira: La historia de amor de un ángel llorón.

El amor de lejos es el que dura menos tiempo.
                                                                          Amy.

Siglos desde que este blog no sube una nueva tira, y aquí esta su servidora Amy por primera escribiendo una de estas entradas, y esta vez esta fotografía no es mía, es de un anónimo del internet, por eso esta entrada sera algo diferente de las que ya están acostumbrados.
Los ángeles llorones eran estatuas místicas llamadas así porque eran muy tristes ya que no podían tener contacto con los humanos porque los matarían enviándolos a una dimensión desconocida, entonces ¿Que pasaría si un ángel llorón se enamora de un humano, pero nunca podría hablar con el, ni tocarlo, solo lo seguiría todo el día, y entonces una vez lo siguiera muy de cerca y accidentalmente lo tocara? Este sería el resultado.
Ustedes se preguntaran, bueno y esto a mi que me importa, a lo que voy con esto es que así como esta pequeña historia esto ocurre en la vida real, nos gusta alguien pero nos cerramos a la idea de hablarles o intentar algo con ellos, y solo los seguimos de cerca como un ángel llorón, temiendo de que cuando nos acerquemos matemos a ese amor.

Intenta algo, al fin del día tu no eres un ángel llorón y no podrás matar a tu amor.
Fue un gusto escribir, dejen sus opiniones si les gusto o no que yo escribiera en este blog.
Amy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario